La Leyenda de un Doblete




Magnífica tarde de sol y brandy la que lucía en una reformada y elegante plaza de primera como es el Multiusos de Llombolcampo. Allí se iba a dar cita una tremenda corrida de bolos como es el ya clásico, Torneo de la Prensa a beneficio de mi orificio. 24 parejas de astados, 24 parejas de auténticos guerreros, 48 pedrolos de diferentes tamaños, y solo 2 bolos que se las llevaron de todos los colores.

La primera ronda de eliminatorias no deparó sorpresas relevantes, las parejas favoritas se deshacían con mas o menos diferencia de sus rivales. Destacar la cuadrilla de rejoneadores del FRS, que lograron colocar en el siguiente nivel a todos sus representantes. Rubio de Ti Esperanza, bragado y hociblanco, no ocultó su alegría por el pase y se remangó un poco mas la taleguilla dejando entrever un insinuante cimbrelín.
En el derby vasco, fué el de Chimeno que junto con Pechotoro, dieron buena cuenta de sus paisanos con bolos de la ganadería de Beaskourrutigoikoarteagabenetxea.
En el partido estrella, se enfrentaban Angel y Jose Miguel contra los siempre dificiles y peligrosos banderilleros Edu y Alberto. Pasaron los primeros en una buena corrida que calentaba al ferviente público del Multiusos.

La segunda ronda ya tomaba otros derroteros diferentes e iba poniendo las cosas en su lugar. En esta ronda, el FRS se dió un revolcón, que sobrecogió al graderío. Guillem y Christian hicieron valer su estado de forma y mandaron al Pozako al vasco y Jose Antonio, una cornada dura ya que no presentaron oposicion alguna. Pele y Juan Rubiako tambien sucumbieron ante unos sorprendentes Sergio y Miguel. Afortunadamente para el FRS, Angel y Jose Miguel pasaron de ronda mostrando un toreo digno de admirar. El resto de diestros a lo suyo, pasito a pasito nos vamos colando en semifinales y ahi, a darlo todo.

En semifinales saltaba una de las primeras sorpresas, los lidiadores de la meseta Rafa y Diego II terminaban con Sergio y Miguel en un alarde de casta y buena tecnica, muy regulares con la derecha y letales con la espada. Diego y Dani pusieron el espectáculo y la emocion, dejaron en la cuneta a Adrian y su compañero que no pudieron hacer frente al arreon y empuje de los jóvenes maestros, dos toreros a seguir muy de cerca la proxima temporada.
La polémica. en el duelo estelar y mas esperado, se enfrentaban dos grandes huesos, Guillem y Christian III defendiendo título otra vez contra Angel (esta vez con diferente compañero), otra vez en semifinales y otra vez que se quedan a las puertas de la final. Una esplendida corrida la que nos ofrecieron, Christian muy fino con la muleta, Guillem soberbio con todo tipo de suertes. Recibieron a los del FRS a 'porta gallola' y eso de las gallolas confunde mucho a Jose Miguel, que falló en los momentos decisivos dinamitando -esta vez si- las opciones del FRS por este año. El niño de la mochila Eroski, como asi se le conoce en el argot taurino, entró en cólera nada mas fallar, ya que segun él, el muletilla Jose Manuel, provocó el fallo del de Obdulia. Se pidió el ojo de halcón, la oreja de Celso, la intervencion del VAR y si, efectivamente, a los pocos segundos, el arbitro mandó al VAR a los dos diestros de Los Pollos Hermanos.

La final no tuvo demasiada historia, volvían los campeones con el reto de conseguir el trofeo por segundo año consecutivo, un doblete inédito hasta el momento, y volvían a enfrentarse a Diego y a Dani, esta vez juntos en el mismo equipo. Rafa y Diego llegaban a una final con el proposito de dar guerra, mucha guerra... y vaya que si resistieron.
El rodillo naranja, a base de estocadas de las que asustan cuando golpean el bolo, reventó la final y tiñó de épico el doblete conseguido por estos dos monstruos del arte bolístico, que faena señores, pañuelos en el graderío bien para pedir la oreja, bien para sonarse us mocos del bigote.

Christian III y Guillem se proclaman campeones por segunda vez por encima de Rafa y Diego II, que terminaron subcampeones culminando asi un esplendido torneo. Diego y Dani volvieron a aguantar el tipo y terminaron terceros, una buena inyeccion de experiencia para esta pareja tan joven y que seguro que dara mucho que hablar.