Sanabria es un clamor
BASTA YA !!




Llegó el día y Sanabria dijo hasta aquí hemos llegado. Los vecinos de la comarca decidieron levantarse y mostrar públicamente su indignación, ante la nefasta gestión que llevan a cabo los mandatarios que explotan 3 de las fuentes de turismo vitales en el enclave del Parque Natural del Lago de Sanabria.

La polémica radica en la deficiente administración que viene siendo realizada en lugares concretos: El Chiringuito de la playa de Ribadelago, el camping de Peña Gullón y el camping de El Folgoso.

El primero, el Chiringuito de la playa de Ribadelago, terminó su contrato de concesión en diciembre de 2015, desde entonces el dueño del mismo no ha entregado las llaves del mismo y que se le solicitaron para proceder a una nueva adjudicación. Lagunas en la normativa y la lentitud de la justicia ordinaria permiten que su anterior propietario pueda campar a sus anchas, explotando durante un verano mas este negocio, eso si, tal y como se ha venido denunciando, con enormes deficiencias a la hora de trabajarlo, cierres a horas tempranas, falta de higiene, falta de género, etc ...

El segundo, el camping de Peña Gullón, ya no es que tenga deficiencias en los servicios que ofrece, sino que ya directamente no los trabaja, el bar del camping, centro neurálgico del susodicho campamento, esta cerrado, obligando a sus clientes a tomar medidas alternativas a la hora de hospedarse en dicha zona.

El último y no por ello el menos afectado, el camping de El Folgoso, tiene un contrato concesionario bastante generoso, una extraña medida que se tomó durante la legislatura y mandato del anterior alcalde el Sr. Villasante. Aquí los problemas son un cúmulo de despropositos, desde la deficiente gestión a la hora de trabajar los negocios, tales como el cierre indefinido del kiosco, el cierre del bar a voluntad del empresario (echando a la gente cuando aun no han terminado de cenar, apagandoles la TV y la luz, según denuncian los propios clientes), el supermercado con escasez de género y lo mas grave de todo, el impago reiterado que vienen sufriendo sus empleados y el abono de las cuotas al Ayto. de Galende, demoradas ya desde hace 4 años. Ante este último detalle, la contestación por parte de la empresa es la falta de liquidez que sufren debido a una serie de reformas que se hicieron los primeros años de concesión, coincidiendo con el comienzo de los impagos a sus empleados.

Toda esta serie de quejas y desatinos, estan siendo trasladados correspondientemente a las pertinentes instituciones, con absoluta transparencia y legalidad, todo lo contrario del trabajo que vienen desempeñando dichos empresarios. La próxima vista para esta serie de denuncias tendrá lugar en octubre de este año, lamentablemente para entonces, el daño ya está hecho a la vista de los acontecimientos.
La consecuencia de la intoxicación laboral en dichos negocios repercute en toda la zona, y de manera extremadamente grave. Los pueblos de la comarca del Lago de Sanabria, sobrevivían antaño de la ganadería, pero a día de hoy es el turismo quien "parte el bacalao" en la zona, destruirlo es sencillo y de consecuencias desastrosas para todos los que de él dependen, sin embargo regenerar lo destruido es un arduo y lento trabajo, volver a rescatar ese cliente perdido es muy costoso, recuperar la imagen dañada por unos pocos incompetentes es realmente complicado.

Por todo ello, mas de un centenar de vecinos y afectados celebraron una concentración que tuvo lugar en la esplanada de la Playa de los Enanos, desplazandose posteriormente hasta la puerta de acceso a las playas del camping de El Folgoso, donde al finalizar la marcha se leyó un manifiesto y se dieron todo tipo de explicaciones a la difícil situación por la que se atraviesa. El alcalde de Galende, Jose Manuel Prieto, quien asistió también a la concentración, destacó y agradeció la formalidad y sensatez con la que se celebró la marcha, sin altercado alguno y con una educación ejemplar.